¿Qué es?

El coaching personal es el arte de ayudar a las personas a optimizar sus capacidades potenciales para, en el caso de la Persona Altamente Sensible, poder efectuar profundos cambios en la vivencia de la sensibilidad, transformando unas características que pueden ser molestas en capacidades enriquecedoras consiguiendo un equilibrio vital y emocional.

Palabras clave son: la autosuperación, la autorealización y la autonomía personal.

El coaching ofrece un espacio para la clarificación de la situación personal y para la superación de patrones antiguos y conflictos interiores. El autoconocimiento y el desarrollo de la propia individualidad forman la base del trabajo, igual que la persona aprende a tomar consciencia de sus pensamientos, de sus sentimientos y de sus actos. Importante es la relación de absoluta confianza entre el coach y su cliente, el coachee.

 

¿Es el coach un psicólogo?

No, un coach no es psicólogo, ya que el coach, contrario a la forma de trabajar de un psicólogo, no suele investigar el pasado de su cliente, el coachee. El coach, entrenado en la “escucha atenta o profunda” y en hacer cierto tipo de preguntas, puede enseñar determinadas herramientas, pero siempre lo deja a la discreción del coachee de aceptarlas o no.

 

Posibles temas a trabajar

¿Cuánto tiempo dura?

Un trayecto de coaching suele durar de ocho a doce sesiones de una hora, aunque no hay nada establecido al respecto. Al principio conviene tener una sesión por semana, a partir de la cuarta sesión es suficiente tener una sesión cada dos o tres semanas, dependiendo un poco de las posibilidades del coachee y la manera en que avance en su trabajo personal.

 

Sesiones presenciales o vía Skype

Si vives en Mallorca, lo más lógico es optar por una sesión presencial en Palma. Si vives en la península o en Latinoamérica, podemos utilizar skype como medio de comunicación, o incluso el mismo teléfono, si no dispones de una conexión de Internet. Todas las sesiones −presenciales o a distancia− tienen la duración de una hora mínima.

Las tarifas por sesión dependen del país donde vives. Si quieres saber cuánto te puede costar librarte de las molestias de la alta sensibilidad para poder sentirte más tranquilo y equilibrado y para poder llegar a disfrutar de la vida, mándame un correo, indicando donde vives, y te informaré.

 

Lo que han dicho sobre el trabajo de coaching:

Karina es una profesional increíble con una sensibilidad muy fina que le hace ser única y perfecta para la tarea de acompañamiento que desarrolla. Siempre es un placer tratar asuntos con ella pues tiene una mirada muy especial. Es experta y creativa. Elevada integridad.

Delia Bento, 2007-2008

Tuve la oportunidad de contratar los servicios de Karina como coach para personas altamente sensible, y me es un placer recomendarla. Es amable y profesional, ofreciendo este trabajo en un campo muy especializado que requiere habilidades comunicativas especiales, comprensión y paciencia, y todo esto lo tiene en cantidad. Sé que entiende mucho del tema de la alta sensibilidad y que siente un interés genuino para sus clientes. Grandes resultados, experta y elevada integridad.

Marco Fernández, 2010-2011

El coaching con Karina ha significado todo un descubrimiento, que nos abre mil puertas a la comprensión de nuestras necesidades.Verse reflejada en ese ‘espejito’ con su empatía y su delicadeza, ha sido un placer. Una gran profesional.

A.D., 2011

Desde el primer momento estaba impresionada por la actitud de Karina hacia su trabajo y hacia su manera de abordarlo. Es altamente cualificada para trabajar con personas sensibles.

Patricia Kesselman, Co-fundadora, Collegium Astrologicum, Julio 2011

Karina es una profesional altamente recomendable tanto por su expertez técnica como por la elevada implicación y rigurosidad con las que afronta su trabajo enfocado a conseguir resultados. Además es una excelente persona, sincera, fiable, empática y sensible. Grandes resultados, experta, integridad elevada.

Ketty Cáceres Dilla, consultora.  Marzo 2011

 Gracias a Karina empecé a descubrir quien era yo en realidad. Las sesiones son muy reveladoras y ella es tan comprensiva y dulce que todo se vuelve aún más fácil.

Bea Kraus, fotógrafa, 2011-2012

El coaching me ha permitido buscar recursos para solucionar momentos no agradables de mi vida. Cada vez pienso más que las cosas no son como son, sino cómo nosotros las vemos.

Concha Ramirez Jimenez, 2011-2012